Guía de diseño para servicios de impresión 3D

Si estás diseñando alguna figura, alguna joya o algún modelo 3D y piensas enviarlo a imprimir en 3D debes tener en cuenta la guía de impresión del servicio al que te dirijas. En realidad todo dependerá del material que elijas para imprimir y el método de impresión que se utilice en cada caso.

Aquí te enseñamos qué has de tener en cuenta para que tu modelo sea perfecto.

Resolución del fichero STL:

La resolución, o número de triángulos, con la que guardamos nuestro fichero STL será determinante para obtener mejor o peor resultado en nuestra impresión 3D. Cerciórate que la resolución del archivo es suficiente para que la superficie del objeto no presente irregularidades no deseadas.

file_resolution

Cortesía de i.materialise

La mayoría de servicios admiten otros muchos formatos de archivo para realizar las comprobaciones previas. El formato STL es el más estandarizado para impresión 3D. Si tu programa de diseño no exporta a este formato, siempre puedes enviar otro tipo admitido por el servicio de impresión.

¿Qué grueso mínimo debe tener mi diseño?

Cuando modelamos en un programa CAD es posible realizar el diseño sólo con superficies, sin volumen, pero este tipo de diseños no son válidos para impresión 3D, pues la máquina necesita saber cuál es el grueso del modelo para imprimirlo correctamente. Por eso debemos asegurarnos que el modelo final es un cuerpo sólido.

make-your-3d-print-cheaper

Cortesía de i.materialise

Mínimo grueso según el material:

Si eliges materiales muy resistentes como el titanio o el acero inoxidable, sólo necesitas un mínimo de 0.4mm y 1mm respectivamente. Siempre es mejor cuanto más grueso, para asegurar su resistencia.

Materiales mucho más frágiles como la cerámica, necesitan mucho más grueso para garantizar un óptimo resultado. Para objetos de 50x50x50mm se pueden modelar objetos con 3mm de grueso. Para diseños de 100x100x100mm necesitaremos un grueso mínimo de 6mm.

Sin embargo, si imprimes en resinas, poliamida o alumida, el mínimo exigido es de sólo 1mm.

En plástico multicolor aumenta el grueso mínimo entre 1.7 y 2mm. ya que se trata de un plástico más frágil que la poliamida o el ABS.

Los metales por su propia naturaleza tienen más resistencia que los plásticos, pero a veces el tipo de diseño y el método de impresión, muchas veces sinterización láser, obliga a mantener un margen entre 1-3mm. Así ocurre por ejemplo con el acero sinterizado por láser.

Resolución de los detalles

También es importante diseñar los detalles más pequeños teniendo en cuenta las guías de impresión, pues tendremos unos límites diferentes en plásticos, resinas y metales al realizar grabados o pequeños rebordes.

Cortesía de i.materialise

Cortesía de i.materialise

Espacio entre partes separadas

Algunos diseños compuestos de varias piezas pueden imprimirse al mismo tiempo, gracias al método de impresión. En estos casos, también tendremos muy en cuenta el espacio entre piezas para evitar que fusionen en el proceso de sinterizado o estereolitografía.

Cortesía de i.materialise

Cortesía de i.materialise

Partes entrelazadas

No todos los métodos de impresión permiten fabricar objetos con partes entrelazadas. La sinterización y la deposición fundida puede ser una buena opción, pero debes consultar si tu material preferido lo permite.

PA-design-guide-chain

Cortesía de i.materialise

Orientación del objeto en la plataforma de impresión

La orientación del modelo a la hora de imprimir será importante cuando se usen métodos de estereolitografía, por ejemplo, ya que la resistencia y la resolución de capa es diferente en diferentes ejes.

Cortesía de i.materialise

Cortesía de i.materialise

Vaciado del modelo: Orificios de salida

En ocasiones será muy interesante vaciar nuestro modelo, agregando orificios de salida, para que el material sobrante, generalmente polvo plástico, salga en el postprocesado. Esto reduce el material utilizado y, en consecuencia, el coste del mismo.

hollow-3d-printing-opening-holes

Cortesía de i.materialise

La aplicación gratuita Meshmixer realiza este tipo de operaciones con gran sencillez. Utiliza Meshmixer para optimizar el vaciado de tu modelo.

 

Te recomendamos que consultes siempre las guías de impresión de i.materialise, shapeways o del servicio que elijas, para asegurarte que tu diseño es compatible con el material con el que quieres imprimir.

3 comentarios sobre “Guía de diseño para servicios de impresión 3D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *