Test Impresora 3D: MakerBot Replicator Desktop

¿La más deseada? ¿La más vendida? ¿La mejor impresora 3D de escritorio? Veamos qué opinan los expertos de la revista PcMag.com que la han elegido como una de las impresoras 3D de este 2016.

Por Tony Hoffman

  • Pros

Impresora segura, gracias a su diseño, a pesar de su estructura abierta.

Software de uso fácil.

Imprime a través de cable USB, Ethernet, Wi-Fi, y desde dispositivos flash USB.

Fácil de configurar y utilizar. Muy buena calidad de impresión.

  • Contras

No se pueden imprimir objetos altos.

Ruidoso durante la impresión.

Filamento original MakerBot relativamente caro.

  • Conclusiones

La impresora MakerBot Replicator de escritorio destaca por su facilidad de instalación, funcionamiento suave, calidad de impresión superior a la media, software fácil de usar y múltiples opciones de conectividad. Es la mejor impresora 3D de gama alta que hemos probado.

MB05_REP_03

La impresora 3D MakerBot Replicator de escritorio (2899$) es la segunda MakerBot que hemos probado y ofrece una mejor experiencia de usuario que el MakerBot replicator 2X. La impresora 3D Replicator Desktop (3.795,44€ en Amazon) -denominada por MakerBot y otros como la Replicator Quinta Generación– carece de los problemas de la extrusora que vi con la Replicator 2X y, a excepción de un error de impresión, salió airosa en las pruebas con muy buena calidad. Con su facilidad de instalación y uso, variedad de opciones de conectividad, software fácil de usar, consistencia y una buena calidad de impresión, aporta más que la Ultimaker 2 y la sustituye como impresora 3D de gama alta del Editor.

Diseño y Características

La MakerBot Replicator de color negro es una impresora de gran tamaño. De 52,8 x 44,1 x 41cm (20.8 x 17.4 x 16.2 pulgadas) y 16kg (35 libras y 6 onzas), la mejor opción es colocarla en su propia mesa o banco. Su chasis rígido está abierto al frente, a los lados y en la parte superior, lo que permite un acceso rápido a la plataforma de impresión y una fácil visualización de las impresiones en curso. Un inconveniente de la estructura abierta es que la Replicator es relativamente ruidosa. Su volumen de construcción es de 25.2(L) x 19.9(W)x 15.0(H)cm (9.9 x 7.8 x 5.9 pulgadas), ligeramente más pequeño que la Ultimaker 2 de 20,5 x 22,3 x 22,3cm (8,1 x 8,8 x 8,8 pulgadas).

Preparación

La configuración de la Replicator es un proceso sencillo. Una vez que desembales la impresora, instales la extrusora inteligente (Smart Extruder) presionándola contra la parte posterior, unos imanes bloquean la extrusora en su lugar. Después se eleva el compartimento de filamento en la parte trasera de la impresora y puedes cargar un rollo de filamento en el soporte, girar el carrete, introducir el filamento a través de un tubo y cerrar el soporte. A continuación debes despegar una lámina de cinta azul adhesiva (se incluyen varias láminas), colocar cuidadosamente la lámina en la plataforma de impresión y deslizar la plataforma para colocarla en su lugar. Finalmente, conecta la impresora y enciéndela

478478-makerbot-replicator-desktop-3d-printer

La instalación se completa con la ayuda del panel de control, que consiste en una pantalla LCD en color de 3,5 pulgadas en la parte frontal de la impresora, junto con un dial giratorio y dos botones para navegar por los menús. La primera tarea es calibrar la plataforma de impresión, que es en gran medida automática a excepción de una parte donde tienes que girar un par de botones situados debajo de la plataforma, hasta que una luz en la extrusora nos indica que está calibrada. La nivelación de la plataforma de la Replicator de quinta generación es más fácil que en impresoras 3D con un sistema de calibración manual, donde hay que colocarla comprobando que la separación entre la punta de la extrusora y la plataforma es suficiente pasando una hoja de papel que roza ligeramente.

El siguiente paso -cargar el filamento- es un juego de niños. Presiona “Load Filament” en el panel de control, y cuando la extrusora está lo suficientemente caliente, indica que insertes el extremo del filamento en la parte superior de la extrusora. Cuando ha entrado suficiente filamento, los engranajes traccionan el filamento y tiran hacia abajo.

El filamento

La Replicator utiliza filamento de 1.75mm de diámetro de ácido poliláctico (PLA), que MakerBot vende a 59€ (48$) para un rollo de 0,9kg (2 libras) de filamento estándar, y de 65€ a 80€ para los rollos de PLA especiales (por ejemplo, neón y translúcidos). Este precio está en la zona alta de la escala de precios del PLA, aunque es similar a los precios de filamento de la Ultimaker, que utiliza una versión más gruesa de 3mm de diámetro. Aunque la MakerBot Replicator puede utilizar filamentos de terceros, la compañía recomienda encarecidamente el uso de su filamento, alegando que está optimizado para la impresora y que otros filamentos pueden contener impurezas o una calidad menor, pudiendo comprometer la calidad de la impresión.

Si eres de los que les gusta experimentar con varios tipos de filamentos, tengo malas y muy buenas noticias. Actualmente, MakerBot sólo vende filamento PLA para la Replicator. La buena noticia es que están preparando cambios para este año 2016: la empresa estrenará una línea de filamentos de material compuesto de PLA mezclado con materiales no-plásticos (piedra caliza, hierro, madera de arce y bronce) podrás encontrar así las propiedades de estos materiales en sus filamentos. Por ejemplo, un objeto magnético atraerá piezas impresas de filamento de hierro, mientras los objetos impresos con filamento de polvo de caliza podrán ser pintados o podrás imprimir un objeto a base de madera de arce. Cuando se utilizan nuevos tipos de filamentos, es probable que necesites una nueva extrusora diseñada para trabajar con ellos.

La extrusora

La extrusora inteligente de la Replicator es extremadamente fácil de instalar o retirar, ya que se mantiene en su lugar por imanes. La impresora viene con un extrusora, se puede adquirir en MakerBot por 182€ (175$) cada una. ¿Qué es lo que la hace inteligente? Por un lado, detecta cuando se acaba el filamento y detiene automáticamente la impresión; sin esta función, habría que desechar la impresión si te quedas a medio camino sin filamento en una sesión. También envía notificaciones al software MakerBot Desktop y la aplicación MakerBot móvil. En mis pruebas, resultó mucho más fiable que las dos extrusoras en la MakerBot Replicator 2X.

Conectividad

Una de las fortalezas de la Replicator son sus opciones de conectividad, la mejor que he visto en impresoras 3D. Puede imprimir desde un ordenador a través de un cable USB, Ethernet o Wi-Fi, así como a través de Wi-Fi desde un teléfono iOS o Android o tableta, con la aplicación MakerBot Mobile instalada. También puede imprimir archivos desde una unidad flash USB, siempre y cuando estén guardados en formato de archivo .thing de MakerBot. El puerto USB se encuentra a la derecha de la pantalla LCD. Se diferencia mucho con la Ultimaker 2, en la que la conectividad se limita a la impresión por tarjeta SD. (Es posible enviar una impresión desde el ordenador a la Ultimaker través de un cable USB, pero no es recomendado por la marca oficial, pues puede acarrear problemas, como fue el caso en nuestras pruebas.)

Instalé dos aplicaciones de impresión MakerBot en mi iPad Air 2: MakerBot Mobile y MakerBot PrintShop. La primera es la equivalente móvil de la aplicación MakerBot Desktop para ordenador y la utilicé para imprimir varios objetos que descargué desde el repositorio de Thingiverse de cientos de miles de archivos de objetos 3D, creados por usuarios de MakerBot. También puedes utilizar la aplicación para controlar la impresión en curso, o hacer una foto de la misma, ya que la Replicator tiene una cámara instalada en la esquina derecha frontal de la impresora, mirando hacia el área de construcción.

La aplicación PrintShop te permite crear y modificar objetos a partir de formas predeterminadas que aparecen en pantalla, como una pulsera, un anillo, un florero, una medalla o un bloque de texto. Una función especial, Shape Maker te permite fotografiar un dibujo 2D con tu iPad, convertirlo en 3D, e imprimirlo después. En mi una prueba de PrintShop, modifiqué e imprimí un texto, es decir, una representación 3D de mis iniciales como radio aficionado para mi casa, y los resultados fueron muy satisfactorios

478476-makerbot-replicator-desktop-3d-printer

Software

La impresora utiliza el software MakerBot Desktop, que se descarga desde la web de la compañía. Con este soft puedes cargar, modificar e imprimir archivos, guardar archivos en una biblioteca personal, imprimir- o guardar para imprimir después- encontrar nuevos objetos en Thingiverse para imprimir, acceder a video-tutoriales y a videos para solucionar problemas. Para imprimir, primero pulsa la pestaña “Prepare” en una barra de tareas en la parte superior de la pantalla. Te llevará a una plataforma de impresión virtual que ocupa la pantalla. A continuación, abre el menú “File” en la esquina superior izquierda de la pantalla y haz clic en “Add”; esto abrirá el Explorador de Windows. A continuación, haz clic en el archivo 3D que elijas (en formato OBJ o STL), que se cargará y aparecerá en tu pantalla. Pulsando los iconos en la parte izquierda de la pantalla, se puede ampliar o reducir, mover, rotar o cambiar el tamaño del objeto.

En la parte superior derecha de la pantalla hay una serie de pestañas. La pestaña “Settings” abre un cuadro de diálogo que te permite elegir entre baja resolución (300 micras), estándar (200 micrones) y alta (100 micrones) resolución y añadir raft -un soporte de plástico generado por la propia impresora debajo del objeto para proporcionar apoyo, que puede ser retirado cuando se acaba la impresión- o soportes. Puedes abrir un menú personalizado que te permite cambiar la velocidad de impresión, la temperatura del extrusor, la cantidad de relleno y mucho más. La pestaña “Export to File” te permite guardar un archivo en formato .thing de MakerBot en un dispositivo USB (u otra unidad) para imprimir. En la esquina superior derecha de la pantalla se encuentra la pestaña “Print” desde la que se inicia la impresión, siempre que tu ordenador esté conectado la impresora. En resumen, eso es la impresión 3D. En realidad, todo lo que tienes que hacer es cargar el software, agregar un archivo, modificarlo si es tu deseo y pulsar “Print”.

Rendimiento

Imprimí más de una docena de objetos de prueba con la Replicator, utilizando todos los métodos de impresión descritos anteriormente, excepto Ethernet. Con la excepción de un error de impresión, la calidad final en la prueba fue de muy buena a excelente. La calidad de impresión es un poco mejor que la Ultimaker 2, a pesar del hecho de que imprime los objetos a una resolución (100 micras) que es el doble de resolución que las 200 micras de la Replicator. (Imprimimos casi todos nuestros objetos de prueba en la resolución predeterminada de la impresora). La Replicator terminó especialmente bien la impresión de un objeto de prueba compuesto de formas geométricas.

478481-makerbot-replicator-desktop-3d-printer

En las pruebas, una rana fue la única que dió problemas de impresión en la Replicator. Muchas impresoras tienen problemas para imprimir sus patas, que se desprendían del cuerpo y luego se volvían a unir en el lugar equivocado. La Replicator simplemente se escapó del trabajo formando una burbuja de plástico alrededor de la boquilla de extrusión. De forma predeterminada, probamos este objeto sin soportes, ni suelo –raft-; cuando añadí un suelo, la rana se imprimió con sus patas en el lugar adecuado y presentando un buen detalle.

No he tenido problemas de extrusión al probar la Replicator, no hubo estratificación ni atascos en la extrusora. Los problemas de flujo de filamento a menudo se revelan como pequeñas grietas o fallos en las capas de impresión o deteniéndose directamente la extrusión por completo, lo que fue el caso de la primera impresora 3D de MakerBot cuando la testeamos. La Replicator 2X de MakerBot, un modelo de doble extrusora, experimentó atascos en ambas extrusoras en diferentes momentos, lo que hizo necesario desmontarlas para eliminar el atasco, un proceso frustrante y que consume mucho tiempo.

Seguridad y ruido

Con las impresoras de estructura abierta, siempre hay riesgo de quemaduras al tocar la extrusora caliente. La Replicator minimiza las posibilidades de que esto ocurra colocando la boquilla extrusora detrás del conjunto extrusor, por lo que es difícil llegar desde la parte delantera o lateral. Desde arriba, está bloqueado por el carro que sostiene y mueve la extrusora. El diseño debería mantener la máxima seguridad tanto para adultos como para niños en cualquier impresora de estructura abierta.

No noté humos del plástico caliente con la Replicator y ni tampoco lo esperaba. Mientras el filamento de acrilonitrilo butadieno estireno (ABS) puede emitir olor a plástico quemado, que algunas personas encuentran desagradable, el PLA es casi inodoro.

Al igual que muchas otras impresoras 3D, la Replicator produce una gama de sonidos provenientes de los motores como suaves melodías electrónicas. El sonido es más alto que la mayoría de las impresoras, debido en parte a su esructura abierta. Varios compañeros de trabajo cercanos me hicieron notar el ruido en varias ocasiones durante la prueba. Si compras esta impresora 3D, tendrás que encontrar un lugar para que no moleste a los demás.

banner_studio_crop_review-750x410

Otras Consideraciones

Quizás el principal defecto de la Replicator es la altura máxima del objeto: 15cm (5,9 pulgadas), por lo que no puede imprimir objetos tan grandes como algunos de sus competidores. La Ultimaker 2 puede imprimir objetos de hasta 20,5cm (8,1 pulgadas), mientras que la Ultimaker 2 Extended puede construir objetos de hasta 30,5cm (12 pulgadas) y la impresora 3D LulzBot TAZ 5 sube a 30cm (11,7 pulgadas). Si la capacidad de imprimir objetos altos es importante, cualquiera de estos modelos sería mejor opción. Si quieres experimentar con diferentes tipos de filamento, puedes hacerlo ya sea con la LulzBot Mini o la LulzBot TAZ 5, cada una de las cuales soporta numerosos tipos de filamentos. En el próximo año, sin embargo, MakerBot debería tener sus propios filamentos especiales de compuestos, aunque serán a base de PLA.

La impresora 3D MakerBot Replicator Desktop es una impresionante impresora 3D. Es una buena opción si eres diseñador de producto o ingeniero que tiene que crear rápidamente prototipos, un arquitecto o artista, o si trabajas en una tienda dedicada a la fabricación rápida. Su configuración fácil de usar hace que sea una buena opción para colegios, o para consumidores con gran poder adquisitivo. Tiene un precio alto, pero ofrece mucho valor a cambio. Destaca por su combinación de facilidad de uso, funcionamiento suave y consistente, muy buena calidad de impresión y una gran variedad de opciones de conectividad. Todo esto se gana la Selección del Editor en Pcmag.com dentro de las impresoras 3D de gama alta.

Puedes adquirir la MakerBot Replicator Desktop en Amazon.es

 

Artículo traducido y adaptado del original de pcmag.com: “MakerBot Replicator Desktop 3D Printer

Un comentario sobre “Test Impresora 3D: MakerBot Replicator Desktop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *